FC Barcelona gana su 30° Copa del Rey con una despedida inminente

0
El Fútbol Club Barcelona consiguió su Copa del Rey número 30. Foto: DR
El Fútbol Club Barcelona consiguió su Copa del Rey número 30. Foto: DR

Deslumbrante de principio a fin. El Barcelona lo volvió a hacer, esta vez fue en el Estadio Metropolitano de Madrid, donde esta tarde venció por 0-5 al Sevilla en la final de la Copa del Rey. Los artífices de este cómodo y merecido triunfo fueron Lionel Messi, Andrés Iniesta y Luis Suárez, quienes sobresalieron con su juego colectivo vistoso y altamente efectivo.

Publicidad

El Sevilla FC alineó con: Soria; Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; N’Zonzi, Banega; Sarabia (Layún 82′), Vázquez (Nolito 86′), Correa (Ramírez 46′); Muriel.

El cuadro blaugrana dispuso a los siguientes once: Cillessen;: Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Coutinho (Dembelé 82′), Busquets (Paulinho 76′), Rakitic; Iniesta (D. Suárez 88′); Messi y Suárez.

Desde el inicio del partido el dominio fue claro y se percibió un partido totalmente desnivelado, donde los jugadores del equipo catalán controlaban todas las situaciones del juego y poco a poco invadían el terreno del Sevilla que no hizo más que defenderse e intentar sobrevivir a los constantes desbordes que sufrió su defensa. Tan sólo 14 minutos tardó Luis Suárez para encontrar la asistencia de Philippe Coutinho y marcar el primer gol. Cómo en innumerables ocasiones, se comprobó una de las tantas frases de este deporte: “lo que más cuesta es ‘abrir la lata'”, porque después del primer gol fue un recital blaugrana que en el 31′ encontró la anotación de Lionel Messi y en el 40′ el doblete de Luis Suárez. El primer tiempo se terminó con más de una duda que acechaba al Sevilla y con el FC Barcelona imaginándose una hora después con la copa en sus manos.

Vincenzo Montella, D.T. del Sevilla, intentó cambiar su frente de ataque para por lo menos acortar la distancia en el marcador. Una vez más… ¡intento fallido! Al minuto 52′ se vivió una historia particular dentro del partido. Como si hiciera falta recordar el significado que tiene Andrés Iniesta para la institución catalana, esta historia de lealtad y amor al club se cristalizó con un gol que trajo consigo más que el 0-4 en el marcador: la nostalgia de saber que es el inicio del fin para Don Andrés. A pesar de que el jugador todavía no ha confirmado su salida del club para el final de temporada, y de que los medios españoles aseguran que su próximo destino será China, todo parece indicar que al igual que como fue hace un par de semanas en Roma con la Champions League, el Wanda Metropolitano habría sido el estadio que acogió el último partido por Copa del Rey para quién supo vestir la camiseta culé desde niño. 

Lejos de ‘sobrar’ la situación con un marcador tan abultado, los dirigidos por Ernesto Valverde continuaron ofreciendo un espectáculo digno de una final. Con todos los aspectos del juego dominados y marcando superioridad en todos los sectores del campo, llegó el quinto gol de la noche en los pies de Philippe Coutinho. El segundo tiempo pareció servir solamente para mostrar el estilo de juego culé en su máxima expresión. El Sevilla nunca pudo entrar en partido…

El compromiso finalizó y con ello la Copa del Rey número 30 llegó a las vitrinas del Fútbol Club Barcelona, siendo ésta la cuarta consecutiva y también significando el título número 31 para Andrés Iniesta.

Disfruta del compacto del partido:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here