El secreto de la Mona Lisa se descubre

0
279

Los ojos de la Monalisa, pintura de LEonardo da Vinci (1452-1519) podría ser fruto de un defecto en la vista, una forma de estrabismo llamada exotropía, que habría inducido al artista a “desconectar” en algunos momentos el ojo desviado, que también caracteriza a su cuadro La Gioconda. Este descubrimiento ofrece una nueva perspectiva del pintor y fue revelado por el estudio del neurocientífico Christopher W. Tyler, de la City University de Londres, publicado por la revista Jama Ophthalmology.

Este pasaje de visión biocular a monocular explicaría la habilidad del genio renacentista para captar los detalles que marcan la tridimensionalidad de rostros, objetos y paisajes.

Publicidad

Este hecho fue investigado a través de la examinación de  las pupilas en un autorretrato de da Vinci y en el David de Verrocchio, en el que Leonardo habría posado como modelo.

Entre las obras que se ven afectadas por este descubrimiento están: Salvator Mundi y El hombre de Vitruvio. Así el defecto visual de Leonardo fue reproducido a nivel artístico. 

“Es probable que el estrabismo intermitente, con la alternancia de visión 2D y 3D, de alguna manera haya hecho al artista más consciente de los detalles que generan la tridimensionalidad en las pinturas, y esto podría explicar por qué Leonardo fue tan cuidadoso en dar la impresión de la profundidad en sus obras”, le explicó Tyler a ANSA.

Fuente: Infobae (Con información de ANSA)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here